Hagase la Música

Lunes, 26 de Junio de 2017

Interpretes | Músicos


José Libertella

José Libertella

Los que disfrutaron de su música sobre el escenario lo recordarán, seguramente, con esa pasión que ponía cada vez que acomodaba el paño sobre sus rodillas, tomaba el instrumento y cumplía con el ritual de la función. Y quizá como ese hombre apasionado al que le saltaba la tanada ajustando cada detalle, preocupado porque el sonido o las luces no eran los óptimos. José Libertella nació en Calvera, Italia, su padre Juan construía tejas y trabajaba la tierra, fue el primero en emigrar a la Argentina. José lo siguió el 7 de junio de 1934, tenía once meses, viajó en el buque Principessa María en brazos de su madre.


«Mi niñez en Villa Lugano fue tranquila hasta que vi a un tipo tocando el bandoneón cerca de mi casa. Fue una magia: yo tocaba un poco la verdulera de mi tío, pero era otra cosa. Mi primer bandoneón estaba medio roto. Había sido del conjunto “Los Viudos”, que tocaban por lo pueblos y como chiste hacían que la gente pateara el bandoneón. Lo compré por 170 pesos y mi papá pagó una parte en chapas de zinc. Lo empecé a estudiar con varios maestros, perfeccionándome luego con Francisco Requena y con Marcos Madrigal. Hasta que un día me escuchó Humberto Canaro y me dijo: «Venite p’al centro o te vas a quedar entre los yuyos.».

Así comenzó una carrera extraordinaria no solo como bandoneonista, también como director de orquesta, arreglador y compositor, con títulos como “Rapsodia de arrabal”, “París otoñal”, “Universo”, “Bajo romántico” y “Organito arrabalero”, entre otros.

En 1948, integró la fugaz orquesta de Alberto Suárez Villanueva. En 1950, la de Osmar Maderna donde conoció a Luis Stazo. Al fallecer Maderna prosiguió hasta 1955 en la Orquesta Símbolo dirigida por Aquiles Roggero. Luego lo requiere Carlos Di Sarli y tiene en la línea fueyera como compañeros a Alfredo Marcucci y Julián Plaza. Integró el conjunto de Ángel Vargas —cuando se separó brevemente de Ángel D’Agostino—, después formó su propio conjunto que dirigió y arregló durante siete años (1959-1966) y acompañó a Miguel Montero, con quien realizó de seis discos larga duración.

En 1967, creó el Cuarteto Gloria: Jorge Dragone (piano), Claudio González (violín), Rafael Ferro (bajo) y Pepe (bandoneón) para darle el marco orquestal a Edmundo Rivero en su gira por Japón, allí Libertella tiene editados once discos, lo que remarca la admiración que siempre ha despertado en aquel país. Por esa época se presentó en la Avenida Corrientes en “Patio de Tango”, como también ofreció algunos conciertos en el desaparecido Teatro Apolo, llegando con aquellos músicos a la sala de grabación del sello Odeon, entre otros estaban Raúl Volinier (piano), Eduardo Walczak (violín), Alberto Celenza (bajo), Adriano Fanelli (cello), Andrés Rivas (viola) y él como director.

El 23 de abril de 1973 fue una fecha fundamental en su trayectoria, se crea el Sexteto Mayor, con presentación en “La Casa de Gardel”. Dijo al respecto: «Al principio creíamos que íbamos a durar quince días, entre otras cosas porque nuestros violinistas tenían mucho trabajo en otros géneros, grababan todo los días y llegaban agotados. Con decir que Fernando Suárez Paz se durmió en escena tocando su solo de “Otoño Porteño”». Comienzan las giras por nuestro país y por Latinoamérica, pero la primera gran ovación y repercusión posterior fue cuando en 1981 actúan en París en la inauguración de “Trottoirs de Buenos Aires”, donde estuvieron presente, Julio Cortázar, Ives Montand y Paloma Picasso, entre otros.

Comenzaba la conquista de Europa y el resto del mundo. Luego la total consagración con el recordado espectáculo “Tango Argentino”. Dijo: «Hacemos cosas tradicionales y otras no tanto, pero muy audibles». En 1992, la creación de otro espectáculo: “Tango Pasión”, que no se detuvo -para Pepe- hasta su último día, cuando comenzó a comprender que nunca sería olvidado.

A la resignada hora del consuelo, habrá que decir que lo aguardaba un final acorde con su vida: en una París otoñal durante una de las tantas giras del Sexteto Mayor, a horas de un concierto (que finalmente sus compañeros dieron en su homenaje), tras una súbita crisis cardiaca le llegó la muerte sin largos prólogos, el 8 de diciembre de 2004. Tenía 71 años, treinta y uno de ellos al frente del conjunto que había creado con Luis Stazo. Acababa de recibir en Buenos Aires el premio a la trayectoria del Fondo Nacional de las Artes. Estaba haciendo “Tango Pasión”, dos palabras que resumen su destino.

(Publicado en el diario "Clarín" el 9 de diciembre de 2004)


Efemerides

  • 18 de enero de 1986: muere Edmundo Rivero.

  • 15 de enero de 1901: nace Rosita Quiroga.
    Guitarrista y cancionista. Artista de gran personalidad fue una gran difusora del tango en el exterior donde tuvo muchísimos admiradores.

  • 06 de enero de 1922: nace Roberto Rufino.
    Cantor. Sus primeras actuaciones las realizó con la orquesta de A. Bonavena, tenía 14 años. Es autor de varios tangos "Como nos cambia la vida", "Eras como la flor" y "El bazar de los juguetes" entre otros.

  • 26 de diciembre de 1906: nace Imperio Argentina.
    Cancionista y actriz. Con Gardel filmó dos películas "Melodía de arrabal" y "La casa es seria". En su extensa trayectoria grabó varios tangos, entre ellos "Negra", "Se va la vida", "Andate con la otra" y "Rocío".

  • 25 de diciembre de 1935: nace Susana Rinaldi.
    Actriz y cantante. En el canto se inició grabando para el sello Madrigal. Inauguró la Botica del Ángel cantando tangos. En 1976 viajó a Europa y debutó en el teatro D'Orsay y en 1977 en el Olimpia.

Citas

  • Roberto Goyeneche
    “Siempre recuerdo lo que me dijo Aníbal Troilo Pichuco, uno de los músicos más importantes: «Hay que contarle al público, no cantarle, porque de cantar se encarga la orquesta»”

  • Aníbal Troilo
    "De Buenos Aires tendría que decir muchas cosas... Que es mi vida, que es el tango, que es Gardel, que es la noche... Que es la mujer, el amigo... Tendría que decir muchas cosas y muchas no sabría cómo decirlas... Pero anote esto: agradezco haber nacido en Buenos Aires."

  • Carlos Gardel
    "Yo me siento muy feliz y satisfecho con el homenaje del pueblo. Porque es mi pueblo. Es el pueblo que sufre y ríe conmigo, y que me aplaude. El pueblo que ha formado el pedestal de mi prestigio y mi gloria".

  • Rodolfo Mederos
    "La relación con el bandoneón es como con los amigos o con la mujer: hay épocas en que estamos muy bien, hay épocas en que nos peleamos un poco"

  • Rubén Juárez sobre "el varón del tango", Julio Sosa
    "Ahora, yo pregunto, de mi generación ¿quién no era fanático de Julio Sosa? La presencia del tipo en el escenario, la orquesta de Leopoldo Federico, cómo lo anunciaban, aparecía entre la gente que iba a bailar con un micrófono inalámbrico. ¡Era Sinatra, para nosotros! El tipo con una pinta impresionante, le tocaba todo a las minas mientras entraba. ¡Era un ganador!"

Clásica y Ópera

Historia

Florence Foster Jenkins, la peor cantante de ópera de la historia

Florence Foster nació en Pensilvania, Estados Unidos, en 1868. Si bien desde niña mostró su gusto por la música y tomó clases de piano, no tuvo el apoyo de sus padres para viajar y dedicarse a ello. En 1885 abandonó su casa y se casó con Francis Thornton Jenkins. El matrimonio no tuvo hijos y en 1902 se divorciaron. Sin apoyo económico, Florence Foster Jenkins no tuvo otro remedio que conseguir dinero enseñando piano.

Copyright Hágase La Música | Todos los derechos reservados.
Osmosis Diseño y Comunicación